jueves, 8 de junio de 2017

Máscaras de otro tiempo

Máscaras Cerámica Raku: Julia Miguens


Historia, barro y mística


Por Yesica Gallegos - junio 8, 2017


Hace una semana ya, se encuentra en exposición la muestra de la artista Julia Miguens, "Máscaras", en Casa Fundacruz. La cerámica como el arte del barro y el calor, nos adentra en un espacio de una disciplina muy laboriosa y hasta artesanal: el artista-artesano con su horno, amasando, generando formas, modelando como un dios a sus hijos. Y así como cada hijo es diferente, Julia Miguens nos presenta a los suyos.
Investigando acerca de la cerámica raku, he podido conocer que posee una historia particular. La técnica fue desarrollada en Oriente, precisamente en Japón, en la realización de cuencos para la Ceremonia del té. Es de este lugar que proviene su nombre, raku. Ahora bien, la utilización de la técnica en la creación de máscaras, re significa a este tipo de cerámica.


Las máscaras que guardan secretos y enigmas, que forman parte de rituales sagrados y bailes místicos, alejan el utilitarismo con el que nació el raku. La obra nos remonta a los pueblos y tribus ancestrales, los hilos que cruzan las piezas a ritos de iniciación, a una sangre que une a miles a través del tiempo. 


Esas máscaras que en algún tiempo e incluso hoy, tenían un simbolismo propio, cuyas expresiones ocultaban a un alguien terrenal, de rasgos toscos y narices anchas y largas, de labios prominentes como así también finos, con diferentes miradas de asombro, en descanso y de cejas expresivas; nos remontan a nuestras raíces latinas, pero también a las culturas africanas y asiáticas.


Estéticamente es posible visualizar su función decorativa, su disposición, la obra en su completud se vende por sí sola a aquellos amantes de este tipo de arte. En la muestra también somos capaces de observar objetos artísticos, caracoles, pequeñas vasijas y figurillas de estilo precolombino, así como también pinta en las piedras rostros similares a sus máscaras. Creo que por encima del valor estético y artístico que presentan las obras realizadas en cerámica, les resulta difícil desprenderse de su matriz que se conecta con el utilitarismo; parecido a un arte más artesanal, quizás clásico, es un arte que vende obra y que en los hogares de muchos podemos encontrar.


La muestra de Julia Miguens nos acerca a la cerámica, un arte antiguo, compañero de los elementos de la naturaleza, modelador de objetos y Arte. Hasta el 2 de julio es posible acercarse a Casa Fundacruz y apreciar la cerámica raku.

Folleto de la muestra

No hay comentarios.:

Publicar un comentario