martes, 31 de enero de 2017

Ampliando nuestra visión

"Patio Om": El laboratorio donde el Arte se inventa y re-inventa.


No hay texto alternativo automático disponible.
Logo de la página de Facebook del grupo


Entrevista a Silvana Torres Opazo, miembro del espacio cultural "Patio Om"


Por Yesica Gallegos - febrero 1, 2017

En la búsqueda de nuevos espacios culturales que visitar en la ciudad de Río Gallegos, he podido conocer un poco más acerca de "Patio Om" o como reza en su página de Facebook, "Los del Patio Om". Para adentrarme en esta comunidad, cada día mas grande, he concretado una entrevista con una de las principales miembros del Patio, su fundadora, Silvana Torres Opazo.

Yesica Gallegos: Buenas tardes. Si hablamos de nuevos espacios culturales en nuestra ciudad, se ha comenzado a escuchar el nombre "Patio Om". Me gustaría que te presentes y nos cuentes de qué se trata este nuevo espacio.

Silvana Torres Opazo: Buenas tardes, Yesica. El “Patio Om” comienza en el año 2012, primero por la necesidad de tener un espacio para  mi propia práctica artística. Con mucho esfuerzo, construí un espacio para ser utilizado como taller para mí y mis pares, quienes también tenían la misma necesidad. Comenzamos a trabajar, primero como laboratorios, donde la plástica, la música, el  teatro y la danza tenían un dialogo, es así que fuimos creando distintas obras, las cuales  fuimos compartiendo con la comunidad. Ahora me viene  a la mente Universo Reciclado, un musical que presentamos en vacaciones de invierno en el Teatro Municipal; teníamos música en vivo, malabaristas, circo, danza, teatro, todo en un mismo número. Fue una gran experiencia para todos los que participamos.

YG: Ahora bien, me comentaste que este proyecto comenzó en el 2012, me gustaría preguntarte, ¿por qué fue en ese momento que decidiste crear este espacio, no antes ni tampoco después?

STO: Bueno, es una cuestión de presupuesto. Antes mi práctica la hacía en mi hogar. Apenas pude invertir y ampliar mi casa, construí el taller y es ahí cuando decidí compartirlo. Cuando compartís, se multiplica todo, las ideas, las ganas, los amigos, el desorden (Risas).

YG: (Risas) Siempre del caos se puede obtener algo bueno.

STOSin embargo, después decidimos que queríamos que en Río Gallegos sucedieran cosas, entonces pusimos manos a la obra y comenzamos a gestionar eventos, recitales, muestras, radio en vivo. Una vez,  hicimos el Bondi Musical, era un colectivo viejo naranja con músicos y actores, recorrimos la ciudad invitando a la gente a subirse. Una performance divertida que sacaba a los ríos galleguenses de su rutina,  esto fue en 2012.

YG: En cuanto a las actividades que desarrollan, ya me contaste acerca de Universo Reciclado que realizaron durante el invierno, ¿podrías contarme acerca de otras propuestas llevadas a cabo este pasado 2016?

STO2016, a ver...En mayo organizamos, por segundo año consecutivo, el Museo del Reciclado, que es un encuentro de recicladores con muestras, charlas sobre Educación Ambiental, ventas, recitales. Fue concurrido y este año tenemos buenas expectativas.
En junio tuvimos un encuentro de mujeres con talleres y charlas durante todo el mes. Hubo charlas de lactancia y derechos. Tuvimos a Kekena Corvalan con nosotros con el taller “Aprendiendo  a prender fuegos”, donde hicimos un recorrido a través de referentes feministas en el Arte. Tuvimos Cine Ambiental, trajimos el Eco Film Fest desde Puerto Madryn y tuvimos la gracia de compartir películas de excelente calidad. Convocamos a la gente de Toco con Poco, quienes nos enseñaron a hacer nuestros propios instrumentos.

YG: Respecto a estas propuestas, ¿cómo crees que ha sido el recibimiento de la población? ¿Es participativa la comunidad de Río Gallegos? ¿Ha cambiado la comunidad desde el 2012 hasta hoy?

STORío Gallegos siempre fue muy participativo. Encontramos gente a quien le resuena lo que proponemos, así que siempre estamos más que conformes con la respuesta.
Y si, desde 2012 ha cambiado. Ahora cada vez tenemos más gente que demuestra que quiere que las cosas pasen, proponen. Los chicos crecen y tienen su propia voz. Ahí es donde ves que es lo que sembraste.
Lo bueno de nuestras propuestas es que siempre hay gente nueva, no solo del 'palo' del Arte, también vecinos que quieren ser parte, eso es muy bueno. No es algo para selectos sino para todos y todas (risas). Para la comunidad toda.

YG: Mientras hablabas, pensaba en esta pregunta. ¿Consideras que el arte es algo que te lleva a poner el cuerpo siempre? ¿Puede el arte nacer del silencio?

STOUff…Muy buena esa pregunta. Personalmente, pienso que lo genuino deviene de la experiencia, de algo que atraviesa. Para mí, el Arte debe ser genuino, si no es una falacia decorada.
¿¿Y si el arte puede nacer del silencio?? Otra inmejorable pregunta. Para crear hay que tener silencio y saber leerlo.

YG: "Patio Om" es definido en su página de Facebook como Laboratorio de Arte. ¿Por qué han adoptado esa denominación?

STO: Ohh, porque en los laboratorios suceden génesis, explotan todas las ideas para hacerse una, investigamos, experimentamos, creamos. En el espacio del Patio sucedieron cosas mágicas, como por  ejemplo, en Universo  Reciclado el primer actor se indispuso a tres días de la inauguración, la única que podía ocupar ese papel era yo, que estaba libre, pero no soy actriz, sin embargo el sostén del grupo fue fundamental para poder subirme al escenario y actuar sesenta minutos sin corte. Eso es magia.

YG: Entonces "Patio Om" es también un lugar donde la magia es posible, aunque suena a publicidad de parque de diversiones (risas). Otra pregunta tiene que ver con sus metas y planes, ¿cuál pensas que es el principal objetivo, por sobre muchos, de "Patio Om"?

STO¿Principal objetivo? Mmm… suena a algo muy planeado, aunque diría que siempre hubo un hilo, que puede ser el acercar las periferias, unirlas entre sí, visibilizarlas. Es así que nos ocupamos de la Educación Ambiental y de las problemáticas de género; apelamos a la sensibilidad de cada uno de nuestros resonadores humanos que nos dicen que hay temas que son más urgentes que otros.

YG: Bien. En referencia a los fondos con los que cuentan para sus actividades, ¿cómo es su financiamiento?

STOUff, tema delicado. El Patio es independiente, esto es que no tiene financiamiento del Estado. Cada vez que organizamos eventos, salimos a buscar sponsors para cada proyecto, o nosotros mismos ponemos dinero para lo necesario.
Este año 2016 fue muy bueno porque ganamos un premio estímulo del CFI con el proyecto “Ecohabitantes”, esto es un monto de dinero y una publicación que saldrá en 2017. Este dinero ya está siendo usado para traer capacitadores, con ello trajimos a Toco con Poco y al Eco Film Fest y resta el Museo del Reciclado para este 2017, ahí necesitamos toda la ayuda monetaria posible.

YG: Justamente la pregunta que iba a realizarte a continuación es en referencia a este 2017, ¿tienen una agenda ya planeada con respecto a futuros eventos?

STOSí, este año tenemos el Museo del Reciclado desde el 15 de mayo al 15 de junio, el Mujeres x Mujeres para el que todavía no definimos fecha en el espacio. Se dictarán talleres de papel reciclado, serigrafía, canto natural, saberes ancestrales femeninos, y el laboratorio que funciona durante todo el año. Se me olvidaba, el Primer Festival de Videoarte de la Patagonia Austral es parte de esto también junto con el colectivo Matanegra.  Por estos días trabajamos en un spot  sobre la pérdida de la biodiversidad en el planeta, esto lo presentaremos el 25 de febrero, si el Universo quiere.

YG: Ahora en cuanto a una cuestión más amplia, ¿cómo definirías la movida cultural en Río Gallegos? ¿Consideras que es posible definirla?

STORío Gallegos tiene todo y para todos los gustos.  Me río cuando dicen que en la ciudad no pasa nada, porque en realidad pasa de todo, a veces hay tanto que no podes ir a todos, y cada vez hay más espacios culturales, más gente que quiere participar, gente talentosa que ofrece su arte. Río Gallegos solo necesita que le tengan fe.

YG: Penúltima pregunta. Como artista, ¿pensas que los espacios que ofrece la ciudad están acercando aún más a los miembros de la comunidad artística y haciendo posible a su vez abrirse a un público más amplio?

STO: En el Patio sabemos que somos un eslabón que agita en los barrios, ese es el lugar que nos interesa, el despertar actitudes creativas en personas que no están necesariamente vinculadas al Arte. Pienso que los espacios siempre son nutritivos y también pienso que el artista tiene que acercarse a la comunidad, no al revés.

YG: Para finalizar, somos conscientes que el deseo nos moviliza, vos en una oración me podrías decir que es lo que desea "Patio Om" para este 2017.

STO: Esa pregunta me da vueltas y no sé que desea el Patio, porque en el Patio somos más personas y es una construcción colectiva, no podría hablar del deseo del Patio en soledad, así que voy a hablar por mí, que deseo yo para el Patio. Voy a hablar de mi deseo, deseo seguir creando con otros, nutriéndome y nutriendo, deseo crear rizomas que siempre encuentren horizontes desconocidos e impensados, aquello que me da el espacio del "Patio Om".














miércoles, 25 de enero de 2017

Movimiento en Río Gallegos

Logo de la página de Facebook de FLIA

FLIA

En el Camino del Viento


La autogestión es algo que debe ponerse de moda. El movimiento de muchas personas en una misma dirección, como una fuerza abrasadora, que logra germinar ideas en el otro y como hilos invisibles unir el trabajo en comunidad, eso es lo que ha logrado en este pasado año 2016 la primera Feria del Libro Independiente y Autogestiva en la ciudad de Río Gallegos.
FLIA fue la idea de un grupo de jóvenes que compartían un interés y preocupación en la movida cultural de nuestra ciudad. Río Gallegos es el sur de un enorme país, un lugar a veces olvidado, moldeado por el frío y arrasado por el viento; y allí donde se cree no hay nada, jóvenes se mueven con pasos firmes, arraigados a su suelo y a lo que este le ofrece.
¿Quien dice que no hay belleza en las hojas y la tierra que guardan los cabellos de los ríos galleguenses? Más que un nido de pájaros, es un nido de ideas. ¿Y si tanto viento que nos mueve y del que no paramos de quejarnos, en realidad nos empuja hacia grandes cosas? Quizás es esto lo que pensaban estos jóvenes sin resignación, ellos aprendieron a volar sin alas y ahora nos invitan a transitar una ruta nueva.
El primer encuentro de FLIA se realizo los días 23 y 24 de julio, el invierno se tiñó de colores con las propuestas de este original movimiento cultural. Tuvimos talleres, puestos de artesanos y libros de escritores locales, entrevistas y presentaciones de bandas de música. Este primer encuentro fue difundido por medio de flyers, redes sociales, centros educativos donde el movimiento cultural se palpita en el quehacer cotidiano.
Flyer colgado en las redes sociales

Desde mi experiencia personal, tuve la oportunidad de ser parte de este entusiasmo colectivo. Pude observar el trabajo de los jóvenes, las producciones silenciosas de muchos cantaban a un mismo ritmo, allí nadie estaba solo y eso se podía ver y sentir. Los fanzines de colores, los libros de  autores de una tierra de cuatro estaciones en un día, las presentaciones de voces de burbujas que aún no habían explotado. Creo que cuando algo lleva algo bueno en si, automáticamente el reloj que estaba parado comienza a funcionar y aquellos que no nos movíamos, volvemos a caminar. Pude acercarme a otras letras y voces, y mi yo pequeño se expandió hacia los margenes de otros mundos lejanos al mio.

La creación artística persiste en las calles, en las canciones de estudiantes inquietos, en las letras de los muros y baños públicos, en las paredes de habitaciones con cerrojo.  Bailando al son de los tambores o cantando temas clásicos en bandas de rock estudiantiles, sintiendo el calor de un "Sol Artificial" o escuchando un "Rock sin vueltas", allí estaban los creadores de un emergente punto de luz en una cultura que parece apagada.
El segundo encuentro se realizo el 17 y 18 de diciembre como fin de ciclo, uno que acaba de comenzar. En esta oportunidad se buscó la colaboración de la comunidad, en materiales e insumos, ademas de agregar a la agenda un fin solidario, ayudar a las familias necesitadas con un alimento no perecedero. El cielo gris del verano comenzó a adquirir un brillo especial, allí donde todos dicen que no hay nada, allí nacen las flores mas bellas, entre mata negra y estepa.
Flyer segundo encuentro

Más letras comenzaron a vislumbrarse en un horizonte árido, las luces de colores iluminaron las noches, los trenes comenzaron a emitir una música a la que nuestros oídos se acostumbraron, los suplementos de los diarios cubrieron tapas de noticias, las telas permitieron a hombres y mujeres volar, las obras de teatro nos transformaron en actores de comedias y tragedias, y al escuchar a escritores del viento comprendimos que las plumas siempre están ahí, en el camino, y que los talleres nos permitían ser algo que quizás deseábamos hace mucho tiempo.
La FLIA que tuvo lugar en nuestro Museo de los Trenes, la Asociación Amigos del Tren, nos acerco un poco mas al cielo, quizás de verdad existe el Tren de los cielos y no se trata solo de una canción. Un lugar donde las nubes estaban debajo de nuestros pies y donde muchos cielos eclosionaron unos con otros. Allí donde nos encontramos con artefactos de nuestro pasado, recordando nuestros pequeños pies perseguir a un tren de carga que ahora no existe. El lugar también ha sido importante en la organización de este evento, un sitio poco concurrido, un lugar que nos recuerda que siempre hay algo en el pasado varado por lo nuevo, esperando ser recordado para volver a encontrar un cauce, una escapatoria a un encierro involuntario.
Los trenes siguen allí a la espera de pasajeros, clientes de un movimiento comunitario, amigos que flotan en una misma nube. Y así como ellos volaron, nosotros esperamos volver a intentarlo en la próxima edición, no con alas sino con nuestros propios pies.



Fotografías extraídas de https://www.facebook.com/fliariogallegos/



miércoles, 18 de enero de 2017

Frente a las puertas del MAEM

Entrevista a Ana Copto, guía del MAEM, acerca de “Puntos de vista: ¿Qué miramos cuando miramos?”

Por Yesica Gallegos - enero 19, 2017



Luego de cerrar un año de gran movimiento artístico en las instalaciones del MAEM, me propuse realizar una serie de preguntas a una de las guías del Museo, Ana Copto, referente a la muestra de fin de ciclo “Puntos de vista: ¿Qué miramos cuando miramos?”.

Yesica Gallegos: Bueno, ante todo, me gustaría que te presentes. ¿Cuál es tu nombre y qué papel desempeñas en el MAEM?

Ana Copto: Bueno, mi nombre es Ana María Copto y mis funciones son recibir y hacer de guía a los visitantes que ingresan los fin de semanas a recorrer la muestra que esté en sala.

YG: ¿Hace mucho tiempo trabajas en el Museo?

AC: No. Hasta ahora soy una integrante temporaria del staff del Museo.

YG: Ahora bien, con respecto a la muestra “Puntos de vista: ¿Qué miramos cuando miramos?”, ¿podrías considerarla como un punto de partida en la iniciación o surgimiento de nuevos artistas?

AC: Claramente sí. Es un proyecto donde los alumnos exponen en un ámbito profesional, siendo una bisagra, lo que significa que al recibirse como docentes –artistas están ingresando al campo de las artes. El proyecto fue pensado por las dos instituciones, desde el Conservatorio Provincial de Música, que comprende la carrera del Profesorado en Artes Visuales, y a su vez el MAEM (Museo de Artes Eduardo Minnicelli) con el objetivo de favorecer a los alumnos.

YG: Esta muestra recibe los proyectos finales de los estudiantes egresados del Profesorado en Artes Visuales del Conservatorio Provincial de Música, ¿consideras que la producción artística expuesta por los docentes está condicionada por su nuevo rol en la sociedad? ¿Ser docente y artista a la vez, es posible?

AC: Sucede que la carrera está destinada a la docencia en sí. La realización de la muestra es para invitarlos a la continuidad en cuanto a la producción artística. Después de adquirir experiencia productiva, pienso que se puede lograr ser artista-docente.

YG: ¿Cómo consideras que influye el contexto de nuestra ciudad en las creaciones artísticas?

AC: En esta muestra el contexto influyo, ya que la mayoría de las obras tratan sobre el maltrato animal, el cuidado del medio ambiente, sobre los indigentes y sobre lo que no vemos. Las protagonistas dejaron expuesto su compromiso en cuanto a lo social. Cuando se fue realizando el montaje, nos fuimos dando cuenta como cada obra unía a la otra, dando como resultado la unión del grupo de alumnos.

YG: Al ingresar a las salas del Museo podemos ver numerosas obras, distintas y variadas, vos que has tenido mayor contacto con el trabajo de los artistas en todo este proceso, ¿cómo ha sido ese trabajo? ¿Es sencillo colgar una muestra de once artistas?

AC: El trabajo en cuanto al montaje es uno de los objetivos de este proyecto, que los expositores tengan la posibilidad de aprender sobre ello, específicamente en esta muestra. Se trabaja en conjunto, desde las alumnas expositoras, el grupo del MAEM, la curadora y los docentes de la carrera.
En esta muestra no fue sencillo el montaje. La cantidad de obras se excedía, teniendo en cuenta las salas del Museo, es por ello que la curadora hizo una selección de obras a exponer.
Especialmente, quiero dejar en claro  que ha sido una muestra que requirió de un trabajo en equipo. Al ser varias las expositoras, se busco hacer de cada obra un resultado positivo, que se reflejará desde la inauguración y en cada visita al Museo.
Hubo en exposición obras orgánicas, pero al tener el Museo Obras de Patrimonio, que requieren un cuidado, y como el receso de verano es largo, se les solicito a las alumnas retirar sus obras hasta que se vuelvan a abrir las puertas del Museo. Más que nada por el cuidado del edificio y las Obras de Patrimonio.

YG: En cuanto a las temáticas, ¿crees que lo nuevo, lo contemporáneo en el que tanto gira el Arte en este último tiempo, está expuesto en estos proyectos?

AC: Algunos de los proyectos que se encuentran expuestos tienen que ver con una asignatura acerca de Arte Contemporáneo, perteneciente al Profesorado en Artes Visuales. Lo que se puede observar en la mayoría de las obras son ideas claras y específicas. Desde la carrera se predispone que los conocimientos sobre Arte Contemporáneo puedan ser observados y conocidos por las alumnas, desde los textos y apoyo de los docentes.

YG: ¿Cómo definirías a la producción artística y cultural de nuestra ciudad en este momento? ¿Podrías decir con seguridad que las muestras colectivas de este tipo, así como las individuales, cuentan con la participación de la población?

AC: La ciudad ha creado varios puntos emergentes en cuanto a lo cultural, desde los museos y en cada proyecto institucional, la música y el arte urbano a través de los murales. Hoy en día, no sólo en la ciudad, está claro que las muestras colectivas son las que han marcado un cambio en los artistas, ya no están solos. Hay siempre proyectos colectivos, desde las escuelas o como lo que hacemos desde el MAEM: el proyecto del “Museo va a la Escuela”, “Juegos y Juguetes”, entre otros, los cuales son una invitación a la comunidad.

YG: Referente a los artistas de la ciudad, ¿qué tipo de relación se establece entre los artistas que son “conocidos” y aquellos a los que yo llamaría “neo-artistas” de nuestra comunidad? ¿Hay una inclusión en el mundo artístico de una ciudad no tan grande como Río Gallegos?

AC: No sé si existen artistas “conocidos”, pienso que cada uno hace su experiencia, a modo de trabajo, o mejor dicho, producción. El artista se mantiene en un movimiento continuo, es gestor y promotor de su obra.
En cuanto a incluir, desde el MAEM existe un fuerte compromiso de trabajo en cuanto a lo edilicio, lo cual se va desarrollando con cada persona que ingresa a las salas del Museo.

YG: Teniendo en cuenta tu puesto de trabajo en el Museo, ¿qué es según tu opinión lo más importante para el Museo?

AC: Lo más importante para el Museo es ser participativo, dar herramientas y acompañamiento a los visitantes, alumnos, docentes, artistas, al grupo de trabajo y a la comunidad en general. Fomentar los proyectos, ser gestores de cada uno de ellos, dar a conocer la Provincia.  Seguir haciendo con la gente y cada uno de los participantes.

YG: Sé que quizás te pido mucho pero, ¿me dirías en tres palabras qué es el arte en Río Gallegos?

AC: Contagiar, desear, comunicar.

YG: Una última pregunta, remitiéndonos al título que encabeza esta muestra, para vos ¿qué miramos cuando miramos?

AC: El ejercicio de mirar me hace preguntar ¿qué miramos primero? Al parecer estamos mirando todo el tiempo, pero ¿qué miramos primero? Cuando miramos, no observamos; en esta muestra se observa como muchas veces hay situaciones que suceden muy cerca de nosotros, pero ¿cuántos somos? y ¿cuánto hacemos?
En esta muestra se entrelazan el compromiso por parte de algunas de las alumnas, donde no sólo es a modo de obra sino en forma personal, ya que muchas realizan una cuota social de ayuda al prójimo.
Para mí, mirar es también hacer.

martes, 10 de enero de 2017

¿Qué ver? Museos de mi ciudad.

Miradas Contemporáneas IV 2016 - Río Gallegos, Sta. Cruz.

Puntos de vista: ¿Qué miramos cuando miramos?


Durante estos últimos años, Río Gallegos ha sido el lugar donde la contemporaneidad busca hacer nido. Desde muestras itinerantes de artistas nacionales y de alcance internacional, hasta muestras locales donde se produce el encuentro entre nuevos y resonantes nombres en la movida cultural de la ciudad del viento.
Como cierre de este año el Museo de Arte Eduardo Minnicelli, sito en la capital de la Provincia de Santa Cruz, ha abierto sus puertas nuevamente a la exposición de trabajos finales desarrollados por los alumnos egresados del Profesorado de Artes Visuales del Nivel Superior, perteneciente al Conservatorio Provincial de Música "Rvdo. Eugenio Rosso". 
Este año he tenido la oportunidad de visitar la muestra y pude observar variedad en las temáticas expuestas, donde podía apreciarse la dedicación y una mezcla entre lo tradicional y lo contemporáneo. Obras diversas en las que podíamos apreciar problemáticas sociales, la fantasía, lo natural, el juego y la utilización de los medios tecnológicos, la imagen en movimiento. Podíamos ver un poco de los artistas, de los docentes que ahora son y de las influencias.

Artistas como Luciana Rodríguez y Tania Brito se abocan a temas sociales. La primera de ellas nos muestra en su obra a los desechos, lo que esta en la calle, lo que compactamos y reducimos a un pequeño problema, cuando realmente deberíamos preguntamos si es así, si lo que esta ahí en la pared de un Museo son nada mas que cubos de basura o es una serie puesta en manifestación.
Por su parte, Tania Brito nos traslada a las calles, hacia las narices frías y compañeros del hombre; la gran cantidad de perros en estado de abandono que atestan las calles, que como sombras en pena se pasean entre las piernas de los transeúntes, en los cajeros automáticos y con su cara meditabunda parecen querer hablarnos. Ella traslada este sentimiento de apego a estos caninos en su recorrido artístico, escultura en arcilla, siluetas realizadas en plasticola de colores adosadas al suelo, podes pararte sobre ellas así como sucede con este problema. La disposición de las fotografías en referencia a estos animales también es valorarle: en las esquinas del Museo, en lugares poco visibles, en donde deberías bajar tu mirada para ver lo que siempre ha estado allí.

Si nos remitimos a las calles es posible hablar de la obra de Lorena Hurtado. Al recorrer su obra te impacta el grado de reducción que expresa en ella, buscar que cada hilo conecte y dar cuenta de su mensaje se convierte en la principal tarea del espectador para llegar a consensuar lo que ha querido transmitir. Un colchón cubierto por fresadas, ubicado en un espacio personal como cubículo, de un aspecto viejo y con un par de pies que aparecen fuera del calor de los cobertores. Me remite un aura de soledad y de frío, lo veo pero no hago nada, lo dejo dormir a quien sea este allí y sigo mi camino.


Pero si salimos del frío de las calles y vamos hacia la fantasía de la pintura y el ingenio, podemos encontrarnos con artistas como Jorgelina Ibañez. La inventiva para la creación de sus obras son propias de un científico-pintor. Pinturas de terminaciones delicadas, gotas y grandes aguadas que recorren sus cuadros, imágenes como flashes en recuerdos de alguien, ves a otros, a jóvenes parecidos a ti, ves amistad. Sus obras me remiten a la historia del best-seller "Bajo la misma estrella" de John Green, en esa historia juvenil del amor y amistad ante la certeza de una muerte ya proclamada, pero lo que más me remite a esa imagen es la mochila que la joven de sus cuadros carga consigo, una que le permite respirar. Esa misma mochila esta representada en la realidad, objeto artístico realizada por la artista que podías cargar durante la exposición. 
La planta que baila al son de la música y las frecuencias de bluetooth también ha sido una innovación. La artista nos lleva a un mundo de magia y colores, sabores, música y líquidos que quizás te permitan volver a vivir sin quererlo.


Las obras que esta muestra nos presenta nos permiten adentrarnos en los problemas que rodean a la ciudad de Río Gallegos. Podemos adentrarnos en la fantasía de la realidad y en las fotografías, ver nuestro reflejo en los espejos de unos y maravillarnos con las esquirlas flotantes de cristal de otros. Observar como lo vigente y el juego con lo tradicional se vuelven uno, como puedo movilizarme con una pintura de delicadas pinceladas, como así también por chapas que con ojos y rostros disparatados siguen mi andar. Los vídeos que nos cuentan historias personales, de ellos y otros, de la ciudad y de nuestro tiempo.
Once artistas han expuesto en esta sala que volverá a abrir sus puertas en febrero para continuar con el recorrido de esta exposición. Un título acertado: Puntos de vista: ¿Qué miramos cuando miramos?. Quizás nunca podamos ver por completo.

Ahora les toca a ustedes salir de la pantalla y dar una vuelta por los paredones de un Museo en la ciudad de los vientos.